El cine independiente es…. es como…. un amigo me dijo….. así que mejor un Poco de Historia.

cannes

El otro día llego a mi escritorio un proyecto, decidí llevármelo a un cafe y leerlo, mientras leía un conocido se acerca a saludarme y al ver lo que estaba haciendo me pregunta si es un guión, le dije que si y que comienza  la platica sobre el vasto mundo del cine, todo iba bien hasta que me pregunto ¿Este guión es de una película independiente?, lo mire con un poco de incertidumbre y antes de que comenzara hablar el me da una cátedra del cine independiente, realmente lo escuche sin interrupción y mientras el hablaba me di cuenta aunque el tema cine esta en boca de todos, no todos saben del tema.

Así que decidi dedicarle este día a un poco de historia del cine y el nacimiento del termino independiente, por que todos lo tienen en sus bocas, pero cuando se les preguntan por que  independiente, puff muchas de las respuestas son sorprendentes.

Una película independiente es una película que no ha sido producida por los grandes estudios cinematográficos y, en Estados Unidos, principalmente con personal no afiliado al sindicato. Por lo general es una producción de bajo presupuesto de una productora pequeña. La nueva generación de cámaras digitales y avances tecnológicos han ayudado a que nuevas generaciones les sea más fácil realizar películas y, por tanto, a una popularización del cine independiente en todo el mundo en la actualidad.

¿Pero como nace este cine fuera de Estudios?

La producción de cine, a principios de los años 1920, estaba dominada por la MPPC o Motion Pictures Patents Company, organización encabezada por Thomas Alva Edison. Los productores tenían que pagar, entonces, un impuesto de medio centavo por cada centímetro de película impresa. Los distribuidores necesitaban contar con una licencia que costaba hasta 5000 dólares al año. Había también otras imposiciones, y no cumplirlas les significaba ser perseguidos intensamente por el numeroso grupo de investigadores privados, abogados y funcionarios de Edison.

Aquellos que no estaban de acuerdo decidieron no acatar las duras condiciones impuestas por la MPPC y se agruparon creando sus propias organizaciones. Vieron la luz así la Independent Motion Picture Distributing and Sales y la Greater New York Film Company. Se autodenominaron independientes, aunque Edison los llamaba ilegales (outlaws).

En este grupo se encontraban:

El cine clase B

Es muy probable que los cineastas se hayan animado a realizar sus producciones cuando surgieron las películas de cine clase B. La gran depresión de 1929 hizo que disminuyera considerablemente la concurrencia a las salas, por lo que los estudios comenzaron a presentar un doble programa. Las películas clase B eran realizadas con muy bajos presupuestos, con un rodaje muy breve (algunas en solo unos días), con actores prácticamente desconocidos (o estrellas en decadencia) y con una duración que oscilaba entre los 80 y los 90 minutos. Estaban destinadas a completar el programa.

Para los estudios, la producción de estas películas significaba una inversión menor, y al mismo tiempo permitía que muchos realizadores y productores desafiaran e innovaran en muchos aspectos que eran imposibles de desarrollar en una producción clase A.

El cine independiente hoy

Las compañías fundadas por los cineastas independientes  han crecido, transformandose en la actual industria del cine, que ha creado un gran sistema comercial y un esquematizado sistema de producción que en su mayoría puede llegar a ser mucho mas atractivo que películas de studio.

Sin embargo, el término cine independiente ha sido explotado como un “género” por las distribuidoras a fin de comercializar sus productos. Son incontables los festivales de cine independiente, como el Festival de Cine de Sundance o los Independent Spirit Awards.

Los parques de exibibición ha lanzado un programas de cine independiente en el cual se han podido ver desde Grizzly Man hasta Una verdad incómoda, pasando por El perro mongol, Y tú qué sabes, Ayurveda.

La primera producción de carácter independiente que logró ser distribuida por una de las grandes fue Easy Rider (1969), distribuida por Universal. Se convirtió en un éxito de taquilla superando el presupuesto invertido.

Las producciones independientes han estado siempre alejadas de las “grandes” superproducciones de Hollywood; se podría decir que Europa es el continente más involucrado en este tipo de cine. Incluso el término suele aplicarse a determinadas películas producidas en países donde no existe una industria cinematográfica propiamente dicha.

Movimientos cinematográficos como Dogma 95 y Cineo [1] han sido de gran ayuda para la producción cinematográfica basada en la revolución digital. Cineo se ha fundamentado en el Pentálogo Cineo y ha facilitado el trabajo a los productores cinematográficos modernos.

¿DE AUTOR?

El concepto de cine independiente está ligado al de cine de autor, aunque realmente no son lo mismo. En el cine de autor por así decirlo, el director tiene un papel preponderante, que margina a los actores —quiens muchas veces son meros títeres de los guiones—. A menudo el director cumple también otras funciones, como el sonido, la fotografía, etcétera.

Sin embargo, existen numerosos directores de renombre que han logrado realizar películas de autor dentro de la industria, entre ellos Quentin Tarantino,Christopher Nolan, Clint Eastwood, Martin Scorsese, Woody Allen, los hermanos Coen, Terry Gilliam, y Kevin Smith.

 

Poder filmar sin caer dentro de los rígidos esquemas del sistema de estudios es la libertad que desearía todo productor o director. Los directores independientes buscan sus propias fuentes de financiamiento, de las formas más variadas. Para producir la película Shadows, John Cassavetes se valió del aporte de los dos mil oyentes del programa radial Night People Story, cada uno de los cual donó un dólar.

 

Temática

Se ha caracterizado por abordar una serie de temas que no están en la mira del cine mainstream o de masas: temas sexuales, las drogas, la prostitución, la mentira del sueño americano, la decadencia de la familia,la soledad, etcétera.

Sin embargo, la gran industria ha procurado fagocitar a los mejores cineastas independientes, por lo que estos temas antes vedados han comenzado a incluirse en las producciones más importantes de los estudios.

No es raro que en el cine independiente haya menos secuencias habladas, ya que la intención es expresar de forma personal la creatividad y plasmar los sentimientos e inquietudes del cineasta con recursos variados. Como sostiene Karen Schwartzmann, del Independent Feature Project, el cine independiente “permanece como idea de un cine más crítico o experimental, o que representa sectores sociales ausentes de la producción estándar”.

 

Estética

No es posible establecer un criterio fijo para determinar qué puede catalogarse como cine independiente y qué no, pero es esencial que el cineasta independiente posea una visión artística propia y sea libre en el proceso creativo. Como sostiene Johnatan Rosenbaum, “un cineasta independiente es alguien que tiene el control final sobre su trabajo”.

 

En fin esta reflexión salió por esa tarde de “cine”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: